Concurso: Último día

Sábado:

Si cada día nos estábamos levantando justo a tiempo para las actividades programadas, el Sábado tuvimos que desayunar en el autobús. Este día nos dirigíamos al instituto ZARM, las instalaciones donde pasamos el primer día. El propósito del día era que cada equipo diera una presentación que tratara sobre los resultados del lanzamiento del día anterior. Cada presentación duraría 8 minutos contados, a lo que le seguiría una ronda de preguntas del jurado, que estaba compuesto de 4 miembros, con una duración de unos 5 minutos. Después de las presentaciones, mientras el jurado fallaba, los participantes fuimos divididos en 2 grupos, a los que nos dieron 2 tours. Nuestro grupo escogió visitar el instituto DLR, donde nos hablaron de sus instalaciones, los experimentos que se habían llevado a cabo en ellas, y curiosidades varias. Nos pareció todo verdaderamente interesante, a pesar de estar tan cansados.

Todas las presentaciones fueron muy buenas, a pesar de que algunos equipos no fueran tan afortunados como nosotros durante el lanzamiento el día anterior y les fallaran sus satélites. Estos equipos decidieron centrar sus presentaciones en su fase nacional, sus misiones secundarias y todos los datos que pudieron recabar. Aun así, demostraron tener un nivel muy alto, y fue una pena no poder ver su trabajo tener éxito. Nuestra presentación fue ensayada durante la comida, mientras que todos los que pasaban cerca se reían y nos echaban miradas curiosas, lo cual nos hizo pasar un rato de vergüenza. Aun así, eso no nos importó. Era todo por el bien del equipo, y, al final, hicimos un buen trabajo.

El jurado dio el veredicto durante al cena, tras una ronda de discursos en los que los organizadores daban las gracias a patrocinadores, participantes, jurado, etc. Cada equipo se hizo después una foto con un peluche de la mascota de la ESA, Paxi. A continuación, el jurado dio finalmente los resultados de su deliberación. En el tercer puesto se encontró el equipo de Polonia, CANpernicus. El segundo puesto fue para el equipo de Irlanda, Canny Potter. Llegados a este punto, los miembros de La Burgoneta Espacial ya dábamos por perdida toda esperanza de entrar en el podio. Habíamos sido relativamente exitosos en el lanzamiento, y una decente presentación sobre los resultados de dicho lanzamiento, pero nuestras esperanzas estaban en llegar al segundo puesto como mucho. Así que, cuando oímos al jurado pronunciar las palabras “El primer premio es para La Burgoneta Espacial”, llegamos a un estado de felicidad y sorpresa nunca antes vistos. Hubo fotos, discurso y la felicidad era visible en nuestras caras. Sabíamos que todos los equipos merecían estar donde estábamos en ese momento, pero la suerte y el trabajo duro dieron fruto, y conseguimos sacar la papeleta ganadora.

Esa noche fuimos a celebrar con los demás equipos. Finalmente pudimos visitar la ciudad de Bremen, y ver sus edificios, disfrutar de cerveza alemana al lado del río y charlar con los equipos de Italia, Irlanda y Grecia. Fue una magnífica noche para todos. Algunos trasnocharon, otros decidieron dormir un poco…

Mientras corríamos al aeropuerto la mañana siguiente (nos habíamos levantado tarde), cada uno de nosotros sabía que estábamos dejando un poquito de nosotros en Bremen. En vez de ese poquito, vivimos una experiencia que nos acompañará a todos y cada uno de nosotros hasta el fin de nuestros días.

Queridos profesores, queridos padres, querido líder de equipo, y querido lector:

Muchas gracias. ¡Todo esto ha sido posible gracias a vosotros!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*