Mediciones Atmosféricas

 

Aparte de la misión primaria, en la cual se nos pide recoger diversos datos atmosféricos y otros, hemos pensado incorporar dos fotodiodos que miden el espectro de  radiación UVB y UVC y un sensor de niveles de CO2.

Con estos datos queremos comprobar que el planeta es habitable, ya que si hay radiación UVB en altas cantidades y UVC (que son las radiaciones UV de baja longitud de onda) no puede haber vida en el planeta porque son destructores biológicos y habría que protegerse de ellos.  Sin embargo si los niveles son más bajos respecto a los datos obtenidos fuera de la atmósfera,  o casi nulos (como ocurre en la Tierra), indicará que hay presencia de una capa de ozono en mayor o menor medida.

Los niveles de CO2 en la atmósfera medidos con el sensor nos indicarán si hay efecto invernadero en el planeta, lo cual es vital para la vida, ya que suaviza la temperatura entre las horas de luz y de oscuridad del planeta. Esto se produce porque sólo pasa parte de la radiación; principalmente infrarroja de onda larga (haciendo que las temperaturas diurnas no sean muy altas); que llega hasta la superficie terrestre rebota y el CO2, junto a otras partículas como el CH4 o el H2O, retienen parte de esa radiación evitando así temperaturas muy bajas durante la noche.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*